• hola878

¡Todo hace daño! ¿Qué hacer?


Con tanta información que hay en el mundo hoy en día, con tanto acceso en internet, libros, medios de comunicación, redes sociales… uno se da cuenta de todo lo que hace daño a nuestro cuerpo en cuestión de salud. Existen muchas páginas de internet y libros que nos enseñan sobre qué productos son buenos y cuáles no hay que consumir, pero así como es bueno tener conocimiento sobre esto, también nos abruma todo porque nos hace preguntarnos ¿qué consumir? ¡Si todo hace daño!

Que el café hace daño, que la soya hace daño, que los refrescos, el huevo, el azúcar, la harina… ¡¡ufff!! La lista es enorme, pero entonces, ¿qué hacemos?

Antes que nada, ¡RESPIRA, calma! Es verdad que hay muchos productos de los cuales tenemos que tener extremo cuidado, pero hay otros con los que solo hay que irnos despacio y no acudir al exceso, como dice el dicho: «Nada con exceso, todo con medida». Pero, ¿cómo saber cuáles productos consumir y cuáles no?  Aquí te expongo algunos alimentos y sustancias perjudiciales a nuestra salud, evitando éstos, no habrá problemas:

  1. Edulcorantes artificiales: Los edulcorantes artificiales son una combinación de químicos que existen para hacer más dulces los alimentos sin las calorías del azúcar. La mayoría de los edulcorantes artificiales tienen efectos secundarios y su desglose químico en el cuerpo puede ser tóxico. Además, en combinación con otros aditivos como los colorantes artificiales, estos edulcorantes tienen un efecto más potente en las células del sistema nervioso. Los edulcorantes artificiales contribuyen a muchos efectos secundarios relacionados con su consumo.

  2. Azúcar refinada: Cada año, México produce 5 millones de toneladas de azúcar y, cada año también los mexicanos consumimos 4 millones de toneladas de este producto. Debido a su naturaleza maliciosa y al hecho de que se puede encontrar virtualmente todos los alimentos procesados, excepto los que dicen “libre de azúcar”, nosotros subsistimos en azúcar. El gran consumo de azúcar y su correspondiente efecto en la elevación del nivel de insulina pueden causar sobrepeso, hinchazón, fatiga, artritis, migrañas, bajo funcionamiento inmunológico, obesidad, caries, y enfermedades cardiovasculares. También interrumpe la absorción de los nutrientes, posiblemente provocar osteoporosis, depresión, síntomas premenstruales y estrés.

  3. Glutamato Monosódico (MSG): MSG es una excitotoxina usada para extraer el sabor en los alimentos. Las excitotoxinas son toxinas que se unen a ciertos receptores (Ej., ciertos receptores de glutamato). De acuerdo con Dr. Russell Blaylock, autor y neurocirujano, las excitotoxinas pueden causar que las neuronas más sensibles mueran. Algunas personas experimentan otros efectos secundarios como jaquecas, piel irritada, somnolencia y problemas respiratorios, digestivos, circulatorios y coronarios.

  4. Colorantes artificiales: Los colorantes artificiales son químicos sintéticos que no se producen en la naturaleza. La mayoría son derivados del alquitrán de hulla y pueden contener hasta 10 partes por millón de arsénico y aún así ser reconocidos como seguros por la FDA. Los colorantes artificiales pueden causar reacciones alérgicas e hiperactividad y déficit de atención en niños; y pueden contribuir a desórdenes de la vista y de aprendizaje o causar daño en los nervios.

  5. BHA y BHT: BHA y BHT bloquean el proceso de envejecimiento del aceite. Estos aditivos parecen afectar el sueño y el apetito y han sido asociados con daños renales y hepáticos, pérdida del cabello, problemas de comportamiento, cáncer, anormalidades fetales y retardo en el crecimiento.

  6. Nitrato y Nitrito de sodio: El nitrato y el nitrito de sodio son conservadores que se añaden a productos procesados de carne. Estos componentes se transforman en agentes causantes de cáncer en el estómago llamados nitrosaminas. Efectos secundarios notables incluyen jaquecas, náuseas, vomito y mareos.

  7. Cafeína: La cafeína es un estimulante adictivo que se encuentra en gaseosas, chicles, pastillas dietéticas y analgésicos; puede encontrarse de manera natural en el café, el té y la cocoa. La cafeína causa excreción del calcio de los huesos, que puede llevar a la osteoporosis e incrementa la infertilidad.

  8. Olestra (olean): La olestra es un sustituto de la grasa libre de calorías usado como ingrediente en meriendas y botanas. Inhibe la absorción de algunas vitaminas y otros nutrientes. También puede causar diarrea y goteo anal.

  9. Aceite vegetal bromindo (BVO): El aceite vegetal brominado es utilizado para mantener el sabor de los aceites en gaseosas en suspensión. Cuando se consume, se almacena como grasa en el cuerpo y con el tiempo se puede acumular. Este aditivo puede interferir en la función reproductiva y causar defectos de nacimiento. Ha sido vetado en 100 países.

  10. Aceite vegetal parcialmente hidrogenado: El aceite vegetal parcialmente hidrogenado es fabricado al hacer reaccionar aceite vegetal con hidrógeno. Cuando esto ocurre, el nivel de aceites poli-insaturados (grasa buena) se reduce y se forman grasas transgénicas. Están asociados con enfermedades cardíacas, cáncer de mama y colon, arteriosclerosis y colesterol elevado.

  11. Pesticidas: Cada año se añaden más de 2 billones de libras de pesticidas a nuestra fuente alimenticia. Esto es 10 libras (4.5 kilos) por persona por año. Muchos pesticidas utilizados en el mundo son cancerígenos. La acumulación de pesticidas en el organismo reduce nuestra habilidad para resistir organismos infecciosos, daña la fertilidad y contribuye a pérdidas de embarazos y defectos de nacimiento.

  12. Organismos Genéticamente Modificados (GMO en sus siglas en Inglés): OGM son plantas o animales a los que se les ha modificado el ADN. En USA, la mayoría del maíz, frijol de soja, cultivos de algodón y canola están genéticamente modificados y uno o más de éstos se encuentran en casi todos los alimentos procesados. No ha sido comprobado que los OGM sean seguros y algunos estudios muestran que pueden disminuir la inmunidad a enfermedades en plantas, así como en humanos, pueden causar resistencia a los antibióticos y pueden tener un impacto negativo en las funciones genéticas. Las plantas que han sido genéticamente modificadas para resistir enfermedades, pesticidas e insecticidas pueden disminuir la necesidad de usar estos fuertes químicos en un principio, pero a la larga pueden construir una resistencia y por ello requerir mayores cantidades de químicos que al principio. Es muy pronto aún para decir: todavía no se cuenta con evidencia a largo plazo.

Como te dije antes, calma, tal vez ahora estés más asustado (a) que antes, pero no tienes por qué, solo hay que tener cuidado, leer las etiquetas antes de comprar, estar bien informados y preguntarle a un experto, come lo más natural posible y evita todo lo procesado.

Si sigues teniendo dudas, mándame un correo o dejame un mensaje aquí en el blog y con gusto te contesto.

Un abrazo.

Fuente: Kent, Linda. «Livestrong.» Efectos secundarios de los aditivos alimenticios. N.p., 23 Marzo 2010. Web. 15 Diciembre 2011

#BHT #diets #diet #dieta #Desintoxicación #GSM #OGM #Food #Detox #BHA #nutricion #foods #alimento #Jalisco #GMO #nutrition #alimentos #cafeina #MSG #Dietas #Guadalajara

Entradas Recientes

Ver todo
 

Formulario de suscripción

©2019 por Vero Villalobos Health Coach. Creada con Wix.com