• hola878

Diferencias entre vegetarianismo, veganismo y crudiveganismo

Mucho se escucha sobre el vegetarianismo, veganismo y crudiveganismo (comida cruda) o raw food… pero, ¿cuál es la diferencia?


Vegetarianismo.

Una dieta vegetariana es una dieta basada en vegetales que excluye carne, aves y peces. La mayoría de los vegetarianos consumen productos lácteos, y muchos comen huevos. Los vegetarianos que consumen huevos y productos lácteos se consideran como lacto-ovo vegetarianos, mientras que aquellos que consumen productos lácteos pero excluyen los huevos son lacto vegetarianos. Una dieta vegetariana, si se aplica de manera apropiada, es rica en frutas, vegetales, nueces, semillas, legumbres y cereales integrales.


Las razones para elegir una dieta vegetariana pueden estar relacionadas con uno o más de las siguientes opciones: la moral, la religión, la cultura, la ética, la estética, el medio ambiente, la sociedad, la economía, la política, el gusto o la salud. A menudo, la gente sigue una dieta vegetariana por una razón y posteriormente adopta algunas de las otras razones.


Se han encontrado dietas vegetarianas adecuadamente planeadas para satisfacer las necesidades nutricionales para todas las etapas de la vida, y elegir seguir una dieta vegetariana tiene muchos beneficios para la salud. Nutricionistas recomiendan incluir las más coloridas frutas y verduras en cada dieta para obtener beneficios de salud de alto contenido de fibra y muchas vitaminas; muchos también tienen propiedades antioxidantes que combaten el cáncer. Una dieta vegetariana equilibrada suele ser baja en grasas y colesterol que disminuye el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, SIDA, en la lucha contra la obesidad y las enfermedades relacionadas con la obesidad.


Veganismo.


Una dieta vegana omite la carne, pescado y aves de corral, así como otros productos animales o subproductos tales como huevos, leche, queso, miel, cuero, piel, seda, lana, o cosméticos y jabones derivados de productos de origen animal. Muchos veganos no comen alimentos que son procesados con productos de origen animal, como el azúcar blanca refinada y algunos vinos. Muchos veganos también evitan el uso de todos los productos probados en animales.


Las razones más comunes para convertirse en un vegano son compromiso ético o convicción moral sobre derechos de los animales, el medio ambiente, la salud humana y espiritual o religiosa. De particular preocupación para muchos veganos son las prácticas de cría y pruebas con animales, y el uso intensivo de la tierra y otros recursos para cría de animales.


La clave para su nutrición equilibrada en una dieta vegana es la variedad. Planificar adecuadamente las dietas vegetarianas son saludables y se han encontrado para satisfacer las necesidades nutricionales y promover numerosos beneficios para la salud incluyendo una reducción en el riesgo de enfermedades del corazón, el colon y el cáncer de pulmón, osteoporosis, diabetes, enfermedad renal, hipertensión, obesidad y un número de otras condiciones debilitantes. Una dieta vegana sana y variada debe incluir frutas, verduras, muchas verduras de hoja verde, los productos de granos enteros, nueces, semillas y leguminosas. Un menú típico bien planificado vegetariano podría incluir una papilla de grano con fruta fresca para el desayuno, verduras salteadas para almorzar y algún tipo de frijol (leguminosa) y sopa de verduras con mucha ensalada verde a la hora de la cena.


Las dietas vegetarianas estrictas mal planificadas pueden ser bajas en vitamina B12 y otras vitaminas. Es importante planificar comidas usando una variedad de alimentos saludables en lugar de quitar carne y productos lácteos de la dieta y simplemente comer el resto. En la transición para hacerte vegano, en la manera de comer, muchas personas les resulta más fácil empezar por eliminar una o dos cosas de la dieta y su reemplazo por saludables alternativas vegetarianas en vez de cambiar todo de una sola vez.

Comida cruda (Raw Food)

La dieta cruda consiste en alimentos vegetales sin procesar y sin cocer, como frutas frescas y vegetales, brotes, semillas, nueces, granos, frijoles, frutos secos y algas marinas. La dieta omite los alimentos procesados o significativamente cocidos. Normalmente, al menos el 75% de los alimentos deben ser vivos o crudos en esta dieta. La mayoría de las personas incluyen una cantidad limitada de alimentos que han sufrido alguna transformación, siempre que el procesamiento no inc luya calentar la comida por más de 115°F (46°C). La dieta más popular de las dietas crudas son las dietas crudi veganas, pero otras formas son los productos de origen animal y/o carne crudos.

Durante la preparación de los alimentos, hay técnicas específicas utilizadas para preparar los alimentos para hacerlos más digestibles y agregar variedad a la dieta. Estos incluyen: germinación de las semillas, granos, y frijoles; exprimir frutas y verduras; remojar frutos secos; y deshidratación de alimentos.

Los gourmets crudos o gurús de la comida cruda, como llaman a los defensores de esta dieta, creen que calentando la comida por encima de los 115°F puede destruir las enzimas en los alimentos que pueden ayudar a la digestión y la absorción de alimentos. Ellos creen que los alimentos cocinados encima de esta temperatura han perdido una cantidad significativa de su valor nutritivo y son dañinos al cuerpo, mientras que los alimentos no cocinados proporcionan enzimas vivas y nutrición apropiada. Los gourmets crudos certifican que una dieta de comida cruda previene enfermedades degenerativas, reduce os efectos del envejecimiento, eleva la energía, incrementa el equilibrio emocional, y mejora la salud total.

Algunas precauciones de esta dieta puede incluir determinadas deficiencias nutricionales, tales como deficiencia en calcio, vitamina D, vitamina B12, hierro, zinc, y calorías. Además, los alimentos crudos están asociados con una mayor incidencia de enfermedades transmitidas por los alimentos, como la intoxicación por ingestión de alimentos y la gastroenteritis. Esta dieta puede no ser apropiado para los niños, las mujeres embarazadas o lactantes, las personas con anemia, o las personas que están en riesgo de osteoporosis.

Antes de escoger una dieta o de hacer una transición, debes de acudir al médico para ver si no tienes algún problema o alguna deficiencia en vitaminas y minerales, te recomiendo hacerlo poco a poco y SIEMPRE de la mano de un especialista y de un nutriólogo, así como investigar muy a fondo las características de este tipo de estilos de vida y buscar personas o comunidades que estén llevando este tipo de vida.

Un abrazo,

Entradas Recientes

Ver todo
 

Formulario de suscripción

©2019 por Vero Villalobos Health Coach. Creada con Wix.com