¿Cómo desaparecí de redes?

Actualizado: 1 dic 2021

Bueno, hace varias semanas que estoy desaparecida de redes sociales y te comenté sobre la "crisis" que estaba atravesando, la cual hizo que me alejara y dejara de compartir mi mensaje.

Siempre he sido honesta, vulnerable y humana con ustedes y siempre seguirá siendo así...

Prometí compartir mi proceso con ustedes, y creo que ha sido más difícil de lo que pensé, pues sentir miedo, mostrarse vulnerable, caerse delante de todos y con tantos ojos encima, no ha sido fácil.


Después de haber enviado ese mail, donde me abro y comparto el por qué me voy de redes sociales, recibí muchos mensajes hermosos, y otros que no entendían mi motivo. El mensaje más bonito, fue el de mi hermana que me dijo: "que no se te olvide quién eres y de donde vienes, lo mucho que te admiro y lo fuerte y resiliente que eres, y que eso es lo que hace que la gente se identifique contigo y te siga".... y al escucharlo se me cortó la voz obviamente y al estar escribiéndolo lloro de nuevo.


La cosa es... no se me olvida quién soy ni de donde vengo, lo tengo y siempre lo he tenido muy claro. También tengo claro y sigo firme en mi misión de ayudar a las mujeres a tener un mejor estilo de vida, a sentirse bien consigo mismas y a tener bienestar, bienestar en todos los sentidos: físico, mental, emocional, social, cultural, espiritual... pero sobre todo, permitirnos y abrazarnos vulnerables e imperfectas y que dejemos de buscar "la clave para ser más felices y más balanceadas y perfectas" porque eso NO EXISTE, es decir, esa perfección que creemos que debe ser por cómo nos lo vende la sociedad y la industria no existe.

Esa felicidad y ese balance SI EXISTE pero dentro de ti y se trata de que te conozcas a profundidad, vayas muy dentro de ti, descubras todo lo que te funciona y no te funciona, pero sobre todo, que CONECTES contigo misma. Y eso es lo que yo te quiero enseñar.


Lo había estado haciendo, ¡claro! Pero desde un modo restrictivo y que debido a mi experiencia y a mi propio proceso, ya no resuena conmigo (el lado restrictivo).


Y justo de eso se trata la vida, de tropiezos, de aprender de ellos, de cambios y de escalar muros, romper miedos y limitantes, mejorar, crecer y evolucionar. Y lo único que no tengo tan claro, y que es en lo que estoy trabajando y llevo ya un gran avance, es cómo comunicar este nuevo conocimiento, esta mejora y evolución que he tenido, para que no se sienta confuso y simplemente sea coherente, digerible, flexible y sobre todo que fluya de manera natural, orgánica, amorosa y respetuosa.


¿Me acompañas?


Yo estoy bien, me encuentro en un proceso hermoso y que me tiene llena de amor y paz.


Aquí sigo!!


Te mando un abrazo lleno de salud y cariño.


Vero V.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Qué aprendí de la hibernación invernal? Decidí ver qué pasaría si realmente escuchaba la llamada para reducir la velocidad y descansar para el invierno. Se llama vida cíclica y tiene enormes benefici