Aceite de linaza

La semilla de lino, rica fuente de aceite curativo, se ha cultivado por más de 7,000 años. Entre los usos más importantes de su aceite están la prevención y tratamiento de cáncer, cardiopatías, diversos trastornos inflamatorios y problemas hormonales.

¿Qué es?

Empezó como una fibra para hilar, y sigue siendo la base de las telas de lino natural. Pero las propiedades medicinales de las semillas pronto se volvieron legendarias. El lino es una planta anual delgada que alcanza hasta 90 cm de altura, con flores azules de febrero a septiembre, primero se cultivó en Europa y más tarde fue llevada a América del Norte, donde continúa floreciendo. El aceite de las semillas (conocidas como linaza) y las mismas semillas se usan con fines terapéuticos.



¿Cómo actúa?

Las semillas son una gran fuente de ácidos grasos esenciales, grasas y aceites vitales para la salud que el organismo no puede producir. El alfa-linolénico se conoce como ácido graso omega-3. Presente en peces y semillas de lino, se ha vuelto popular en años recientes por proteger contra cardiopatías y aliviar muchos otros males. Las semillas también contienen ácidos grasos omega-6 (como el ácido linoleico), las mismas grasas saludables de muchos aceites vegetales. Además tiene lignanos, sustancias que parecen ser benéficas en varias hormonas y que pueden combatir cáncer, bacterias, virus y hongos. Las semillas poseen hasta 800 veces más lignanos que la mayoría de los alimentos.

Principales beneficios.

Los AGE (ácidos grasos esenciales) actúan en todo el organismo para proteger las membranas celulares (cubiertas externas que forman una barrera), al admitir nutrientes saludables y cerrar el paso a sustancias nocivas. Esto explica por qué el aceite tiene efectos de largo alcance.

Como el aceite de linaza disminuye el nivel de colesterol, protege contra las cardiopatías, al adoptar beneficios contra la angina de pecho y la hipertensión arterial. Su poder antiinflamatorio mejora el tratamiento de enfermedades como lupus y gota. A nivel digestivo, ayuda a prevenir o incluso disolver cálculos biliares. Favorece la salud del cabello y de las uñas y activa la curación de lesiones cutáneas, por eso es eficaz para todo, desde el acné hasta las quemaduras del sol. Además puede facilitar la transmisión de estímulos nerviosos, al hacerlo potencialmente útil para el entumecimiento y el hormigueo, así como para enfermedades nerviosas o cerebrales crónicas como el mal de Parkinson y el de Alzheimer, o el daño nervioso causado por la diabetes, incluso puede combatir la fatiga.

Las semillas trituradas son una fuente inestimable de fibra natural. Añaden volumen a las heces y su aceite las lubrica, esto ayuda a aliviar el estreñimiento y a las enfermedades diverticulares.

Al parecer el aceite de linaza tiene propiedades anticancerígenas, aunque se necesitan mas estudios. Puede reducir el riesgo de contraer cáncer de mama, de colon, de próstata y probablemente de piel, y según estudios de la Universidad de Toronto, también ayuda al tratamiento del cáncer de mama prematuro y avanzado.

Debido a que las semillas contienen estrógenos vegetales (fitoestrógenos) que actúan de manera similar al estrógeno femenino, el aceite puede ser benéfico para el ciclo menstrual al equilibrar la proporción estrógeno-progesterona. Ayuda a mejorar la actividad uterina y, por ende, puede curar problemas de infertilidad. Su propiedad antiinflamataoria reduce los cólicos menstruales y el dolor de mamas fibroquísticas.

Este aceite también puede favorecer el bienestar masculino. Es prometedor para tratar la infertilidad masculina y los problemas de próstata. En algunos estudios también se halló que las semillas tienen propiedades antibacterianas, antimicóticas y antivirales, esto quizá explique en parte por qué es eficaz contra padecimientos como el herpes zoster y los fuegos.

¿Cómo tomarlo?

El aceite líquido es la forma más facil de obtener una cantidad terapéutica, que va de 1 cucharadita a 1 cucharada, una o dos veces al día. Una cucharada de aceite equivale a 14 cápsulas, cada una con 1,000 mg de aceite. Para fibra, mezcle 1 o 2 cucharadas de semillas molidas en un vaso de agua y tómelo máximo tres veces al día, el tratamiento puede tardar un día, más o menos en surtir efecto.

Recomendaciones.

Toma el aceite de linaza junto con los alimentos para mejorar la absorción. Puedes mezclarlo con jugo, yogurt, queso cottage u otros alimentos o bebidas. No se usa para cocinar, pierdes propiedades y no resiste temperaturas altas, se tiene que consumir crudo.

El aceite de linaza parece ser muy seguro. Las semillas molidas pueden causar cierta flatulencia al principio, pe ro desaparece pronto.

Usos

  1. Protege del cáncer, cardiopatías, cataratas y cálculos biliares.

  2. Reduce la inflamación típica de la gota y el lupus.

  3. Favorece piel, cabello y uñas sanas, ayuda a curar el acné, el eccema, la psoriasis, la rosácea y las quemaduras de sol.

  4. Es útil para la infertilidad, la impotencia, los cólicos menstruales y la endometriosis.

  5. Cura trastornos nerviosos.

  6. Ayuda para problemas de estreñimiento, cálculos biliares y trastornos diverticulares.

A tomar aceite de linaza!! Un abrazo, Fuente: Poder curativo de vitaminas, minerales y hierbas.

Entradas Recientes

Ver todo
 

Formulario de suscripción

©2019 por Vero Villalobos Health Coach. Creada con Wix.com